Search
Close this search box.

La CTM a favor de la Reducción de la Jornada Laboral: “Por un México de 40 horas”

ctm-vallarta-img48

La CTM expresa su firme apoyo hacia una reducción gradual de la jornada laboral, entendiendo que el tránsito hacia las 40 horas semanales debe realizarse de manera pausada y considerada, priorizando siempre condiciones más justas y equitativas, así como la estabilidad laboral del país.

La Confederación de Trabajadores de México (CTM), encabezada por nuestro Secretario General, el Senador Carlos Aceves del Olmo, expresa su apoyo decidido a la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales. Nuestra postura radica en el profundo entendimiento de que esta medida traerá innumerables beneficios para la clase trabajadora y el tejido social.

La CTM, en su constante búsqueda de fortalecer los derechos laborales, se suma activamente a los Foros de Parlamento Abierto propuestos por la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados. Será a travésde nuestro Secretario General Adjunto, el Diputado Tereso Medina, en coordinación con los demás miembros del Comité Nacional de la CTM, que llevaremos nuestras propuestas y análisis sobre la reforma a artícuo 123 Constitucional, asegurando que la perspectiva de las y los trabajadores sea escuchada y considerada.

En nuestra lucha por un México de 40 horas, reconocemos la importancia de los Foros de Parlamento Abierto como una extensión natural de nuestra filosofía basada en el tripartismo. La CTM ha defendido durante décadas el diálogo social y equitativo entre las partes involucradas. La inclusión y consideración de todas las voces, en especial la de las y los trabajadores, asegurará una transición justa y equilibrada hacia la jornada laboral deseada.

Asimismo destacamos la importancia de la Recomendación 116 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que aboga por la adaptabilidad del tiempo de trabajo. Esta recomendación es un marco referencial para nuestra propuesta actual.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), nuestro país ocupa el primer lugar con más horas laboradas de los países miembros, con un promedio de 2,128 horas al año, superando la media de las naciones pertenecientes cuya cifra es de 1,716.

Además, recientemente hemos sido testigos que países en América Latina como Colombia y Chile demuestran los beneficios de adaptar las jornadas laborales. Colombia implementó este año cambios graduales en su jornada laboral, pugnando por mejoras en la calidad de vida de sus trabajadores y una economía más dinámica. Chile, por otro lado, ha sido pionero en la adaptación de horarios flexibles, resultando en una fuerza laboral más satisfecha y productiva.

Es por ello que hacemos un llamado para que el Estado Mexicano ratifique el Convenio 47 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre las 40 horas –creado en el año 1935– así como considerar los criterios de la Recomendación 116, en los cuales se reconocen los beneficios tangibles que esta propuesta conlleva:

Mayor bienestar y salud mental: una jornada laboral reducida permitirá tener un equilibrio entre la vida laboral y personal, lo que se traduce en menor estrés y mejor salud fisica, mental y emocional.

Eficiencia sostenida: Garantizar que al reducir las horas gradualmente, se mantenga o incluso potencie la productividad.

Impulso controlado a la economía: Con más tiempo libre, las y los trabajadores pueden contribuir de manera más activa al consumo de bienes y servicios.

Asimismo, recordamos con orgullo la intensa movilización obrera que emprendimos a nivel nacional en 1973, encabezados por nuestro líder histórico Don Fidel Velázquez Sánchez, donde la demanda era y sigue siendo la que hoy ponemos sobre la mesa; visionaria en su tiempo y necesaria en la actualidad: la jornada de 40 horas semanales.

Nuestro compromiso histórico con la creación de instituciones como el IMSS, Infonavit, Infonacot, Conasami, Consar, y en recientes conquistas laborales como la duplicación de vacaciones a 12 días desde el primer año laboral, la eliminación de la subcontratación y la reforma a las pensiones, nos posicionan como una central obrera que entiende la importancia de mantener un equilibrio entre el capital y el trabajo; anteponiendo en todo momento el bienestar y los derechos de las y los trabajadores.

La CTM hace un llamado a todos los actores de la sociedad a sumarse a este esfuerzo colectivo. Una transición gradual hacia las 40 horas es una apuesta por un México más justo, equilibrado y productivo.

Con 87 años de lucha incansable, seguiremos de lado de las y los trabajadores, defendiendo sus derechos y construyendo un país más próspero y justo para todos.

¡Por un México de 40 horas!

POST

Publicado en:
Etiquetado:

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *